Avanzando hacia un Mindset centrado en la innovación y la humanidad.

Si hace 10 años atrás te hubiesen dicho que la humanidad estaría encerrada, trabajando desde sus casas, dejando atrás todas sus cotidianidades, su forma de consumo de bienes y servicios, adelantando la evolución unos 5 años en velocidad, viviendo una pandemia planetaria, sumada de cambios sociales, políticos y económicos; alguien te hubiese dicho: “Deja de ver ciencia ficción!!”

Pero efectivamente nos encontramos en ello, un 2020 para no olvidar donde estamos redefiniendo la historia de la humanidad, comenzando una nueva etapa de aprendizaje y adaptación, con nuevos actores relevantes, nuevos liderazgos y nuevas formas de hacer; sin duda con muchos dolores e incertidumbres a raíz de los cambios que estamos viviendo. El ser humano siempre ha tenido resistencia al cambio; donde siempre pasamos por una fase “Caórdica” palabra tomada desde una nueva definición desde el caos al orden. Aprender a aprender y redefinir nuestro estilo de vida, desde la vereda que te haya tocado sin duda es una experiencia significativa y positivo o no, es importante verificar que estamos aprendiendo y registrando como nuestra configuración mental, se está transformando hacia un entorno cada día más virtual.

El Diseño como disciplina sin duda marca pauta en las adaptaciones que se producen, que son el resultado de procesos de innovación y de prototipos testeados de forma rápida con mucho sentido de urgencia. Cobran mucho más sentido los ejercicios de análisis y aplicación de metodologías ágiles, la ejecución de prototipos analíticos que permiten generar hipótesis y testear nuevas opciones viables; una suerte de “MVP” (mínimo producto viable) de nuestro futuro. Se hace cada día más necesario resignificar las actividades cotidianas dándoles un sentido superior de alta relevancia en los procesos. Los seres humanos entramos a un quiebre potente, desde el paradigma del deber ser; donde comienzan a aparecer nuevas formas de resolver situaciones, nuevas formas de pensamiento y donde la polarización de la sociedad ha sido un acontecimiento de alta relevancia, mostrando consecuencias en muchos casos muy negativas, cobrando vidas humanas y generando fracturas en el sistema; actualmente pasando a una transición incierta y desconocida, pero que parece ser una alternativa planetaria. Nuestra última oportunidad, dicen algunos destacados pensadores actuales.

Proyecto Isphre del colectivo Plastique Fantastique, Alemania

Yuval Noah Harari, es un historiador y escritor israelí, profesor en la Universidad Hebrea de Jerusalén aquién h estado leyendo últimamente y en uno de sus artículos titulado «Superaremos la pandemia, pero corremos el peligro de despertar a un mundo diferente» planteaba una potente teoría sobre 2 habilidades humanas que se necesitarán para vivir en el futuro; La estabilidad mental y la inteligencia emocional. El artículo da a entender que ya somos una especie hackeable, y que la estabilidad mental es algo absolutamente necesario para poder sobrellevar las disciplinas del futuro. Por lo demás comentar que el autoconocimiento que no se estudia en ninguna universidad. Hablamos entonces de un cambio de “Mindset” cultural, social, empresarial, emocional, en fin un cambio de mentalidad en la humanidad.

Desde el Diseño, siempre podremos encontrar ayuda y es algo que valoro enormemente de la disciplina donde me he formado, respeto muchísimo la capacidad de creación y de generación de soluciones para problemas de impacto planetario. Nos nutre de metodología y nos muestra caminos para tomar decisiones y realizar la generaciones de ideas que se transforman en futuras soluciones; nos entrega la capacidad de reflexionar y de “setear” nuestro mindset.

Como herramienta desde el diseño hacia la sociedad podemos encontrar la metodología del diseño sistémico o pensamiento de sistemas, según señala el experto del IED Víctor Martínez: “es la actitud del ser humano basada en la percepción del mundo real en términos de totalidades para su análisis, comprensión y actuación. A diferencia del método científico, éste nos permite tener una visión más amplia del alcance del diseño a diferentes niveles y escalas. Asimismo, facilita al diseñador conocer, analizar y construir nuestra realidad para hacerla mejor.”

No hay texto alternativo para esta imagen

Sin duda me siento absolutamente en sintonía con esta definición, ya que estamos en pleno proceso de redefinición humana, y si queremos verlo desde afuera, podemos llegar a la conclusión simple de que vivimos en un sistema que esta fracturado y que está rompiendo el cascarón de un nuevo sistema, que posee códigos distintos, comportamientos distintos; es el primer manifiesto del cambio de Mindset, del ser humano centrado en el objeto producto, hacia el ser humano centrado en la experiencia y el bien común. Queda mucho camino por recorrer, pero lo más importante es que estamos generando consciencia de ello.

Concluyo esta reflexión con una pregunta:

¿Estás impulsando este cambio de Mindset planetario, o estás en la resistencia a lo nuevo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *